La Kinesiología, es una ciencia que abarca un cuerpo propio del conocimiento, el movimiento humano normal y disfuncional, desde este punto de vista, la kinesioterapia se nutre de otras ciencias. El kinesiólogo, mediante un proceso reflexivo, basado en el razonamiento clínico, sobre los hallazgos obtenidos en la evaluación del paciente (examen kinésico), determina y prioriza los objetivos de su intervención. Solo entonces decide los procedimientos terapéuticos que usara para lograr sus objetivos y evaluara los resultados de la intervención. Además, el trabajo del Kinesiólogo con los individuos también es realizado para evitar la pérdida de la movilidad antes de que ocurra mediante el desarrollo de estilos de vida saludables y de programas de bienestar orientados a generar condiciones de vida saludables y niveles de mayor actividad en los individuos.